Mercedes nos mandó esta fotito, un tanto borrosa, como el recuerdo. Allí abajo, a la derecha, la querida Meche. Tendremos que conseguirnos un scanner...
--
Este post fue publicado originalmente en la página Divino Maestro 1988, hoy fuera de línea

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente




Lee gratis mis libros 👉en Kindle Unlimited