La cantante británica se convirtió por segunda vez consecutiva en la artista que más discos vendió en Estados Unidos en 2012, igualando con su disco "21" la hazaña del "Thriller" de Michael Jackson.
Según informaron medios estadounidenses citados por la agencia alemana DPA, "21" vendió en 2012 unos 4,4 millones de ejemplares. Sólo "Thriller" había conseguido liderar las listas de ventas en el país durante dos años consecutivos, en 1983 y 1984.
Tras Adele se situaron Taylor Swift con "Red" (3,1 millones de discos vendidos), la banda One Direction con "Up All Night" (1,61 millones) y Mumford and Sons con "Babel" (1,46 millones), señaló la empresa de investigación de mercados Nielsen SoundScan. (Télam)

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Agua de muerto
Mis libros en Amazon