26 فبراير 2008

Juan Jose Flores

Exposición de Ana María Elgue


El próximo 28 de marzo la artista necochense Ana María Elgue expondrá en el salón del Automóvil Club Argentino, ubicado en avenida 59 y calle 48. En su página web (www.anamariaelgue.com.ar) pueden ver algunas de sus obras para ir palpitando la muestra.
Leer más

25 فبراير 2008

Juan Jose Flores

La Prefectura Quequén cumplió 110 años

La Prefectura Quequén celebra hoy el 110º aniversario de su creación y por tal motivo, se llevó a cabo una ceremonia interna que contó con la formación de los efectivos de esta Dependencia y del Guardacostas P.N.A. Ingeniero White, y fue presidida por el Jefe de la División Operaciones, Prefecto Jorge Alejandro Cuello.
Mediante Ley Nº 3.683, sancionada el 11 de enero de 1898, fue aprobado el presupuesto de ese año en la que se incluyó el correspondiente a la creación de la legendaria y por entonces denominada “SubPrefectura del Puerto de Quequén Grande”. En virtud de ello, por decreto de fecha 25 de febrero de ese mismo año, el Poder Ejecutivo Nacional designó como titular al señor Carlos B.Santos, con el cargo público de Ayudante Primero, conformando dichos documentos la base fundacional de la actual Prefectura Quequén.

Fuente: Prefectura Naval Argentina
Leer más

21 فبراير 2008

Juan Jose Flores

Genomas, en busca de los clásicos


Juan Pablo Castrillo, Nahuel Aguirre, Alejandro Aguirre y Noel Castelli, integran Genomas, un grupo de rock cuyo repertorio incluye temas de las más grandes bandas del género de los 70 hasta nuestros días.
“Tratamos de no atarnos a ningún estilo. Sólo procuramos hacer rock”, manifestó Castrillo, cantante y guitarrista de este ecléctico grupo musical. “Podemos tocar baladas actuales o rock pesado como el de los setenta”.
El grupo se formó a mediados del año pasado cuando Castrillo, de 18 años, y Nahuel Aguirre, de 23, decidieron juntarse para hacer la música que más les gustaba. “Estudiamos música en la Escuela Provincial de Artes Nº 500 y allí surgió este proyecto”, afirmó Aguirre.
Con el paso del tiempo se sumó Alejandro Aguirre, de 18 años, bajista del grupo, y luego Castelli, que tiene 19, y está a cargo de la batería. “El 1º de septiembre nos juntamos por primera vez los cuatro”, explicaron.
La primera actuación del grupo fue en la Escuela Técnica Nº 3 y luego también se presentaron en el auditórium de la Fundación Educacional de la Usina Popular Cooperativa, en la inauguración de una muestra de fotos.
Cuando comenzaba el verano, el grupo tuvo su bautismo de fuego en un pub ubicado en 81 entre 2 y 4.
Desde entonces han realizado presentaciones en varios pubs de la Villa y también fueron invitados por Trips, para un concierto que se realizó en el Parque Miguel Lillo. En la actualidad realizan presentaciones fijas en el pub de 4 entre 81 y 83.
Apadrinada por Trips, la banda de Luis Crespi, Genomas se ha convertido en uno de los grupos locales que más presentaciones ha realizado este verano.
“Tenemos buenas críticas”, dijeron los integrantes del grupo. “Queremos volver a los músicos que impulsaban el virtuosismo y no el hit del momento”.
Y tratarán de hacerlo no sólo realizando versiones de otros grupos, sino creando sus propios temas. De esta manera, a solo unos meses de su formación, comienza a consolidarse en los escenarios locales y busca seguir creciendo.
Leer más

18 فبراير 2008

Juan Jose Flores

Voces de Necochea para todo el país

“Nosotros nos identificamos como grupo vocal”, manifestaron Miguel Pérez Bugallo y Osvaldo Olmos, dos de los integrantes de Otxote Osasuna. Porque si bien nacieron en el corazón del Centro Vasco Euzko Etxea, ellos no se encasillan sólo en la interpretación de música vasca, también son reconocidos por su repertorio folclórico.
“Aunque el reconocimiento nos ha llegado por nuestras interpretaciones en las fiestas vascas”, manifestaron. A partir de su presentación en la Semana Vasca que Córdoba, el Otxote fue convocado para participar del Festival Provincial del Inmigrante, en septiembre pasado, en Villa Mercedes, y también para realizar una presentación en un pequeño pueblo ubicado al norte de la provincia de La Pampa, denominado González Moreno.
Esta presentación también les abrió las puertas para realizar presentaciones en Bragado, Saladillo y Trenque Lauquen. En estos días también llevarán sus canciones a Tres Arroyos y a Viedma.
En definitiva, Otxote ha trascendido los límites del distrito y las voces de sus integrantes han comenzado a recorrer los escenarios de distintos lugares del país. Algo que parece un premio al empeño puesto por estos hombres en los últimos 17 años.

Con historia
En la actualidad el Otxote está integrado por Alfonso Picón, Horacio Mendoza, Fabián Millete, Raúl Cutullé, Hugo Urenda, Osvaldo Olmos, Baby González, Carlos Alvarez y Miguel Pérez Bugallo.
Pero sólo quedan en la agrupación dos de los cantantes originales: Mendoza y Picón. El grupo se formó en 1990, dentro del Centro Vasco para cantar en las fiestas de la entidad. “La idea original era que el grupo sólo se presentara a nivel interno, pero después se empezó a hacer conocido en las Semanas Vascas y comenzaron a pedir que se presentara en otros lugares”, explicó Olmos.
Fue así que el Otxote, siempre dirigido por Picón, se convirtió primero en un representante del Centro Vasco necochense y luego en referente de la música coral de la ciudad.
Las nuevas responsabilidades hicieron que muchos de los integrantes originales del grupo, que sólo se habían sumado con la idea de cantar en nuestra ciudad y para los amigos, con el único fin de divertirse, fueran alejándose.
Así, se fueron sumando nuevos integrantes y de a poco la agrupación adquirió experiencia y también reconocimiento.
Aunque el reconocimiento comenzó a llegar a partir de su interpretación de canciones vascas, los integrantes del Otxote no se consideran únicamente un grupo vasco, ya que el 50% de su repertorio está integrado por música folclórica.
El primer disco del grupo se llamó “15 años” y, dedicado a los ex integrantes del coro, estaba integrado en su totalidad por canciones del país vasco. Pero ahora están grabando otro álbum, que todavía no tiene nombre y en el que van a incluir música folclórica.

A toda voz
Otxote es una palabra vasca que designa a un grupo masculino de 8 a 2 voces y en la actualidad el grupo local es el único otxote de la Argentina. Sus miembros, que cantan y toman vino en bota durante sus presentaciones, han logrado con esfuerzo y sacrificio llevar el nombre de Necochea como bandera. Lo hacen por amor a la música, ya que ninguno de ellos cobra por cantar.
En estos 17 años de trayectoria, el grupo se ha dado el gusto de cantar junto a Kepa Junkera en el Teatro París y también participado en 2005 en el evento Neuquén Cultural. Ahora, parece que existen posibilidades de ir a cantar a Merlo.
Aunque todavía les queda en las gargantas el dulce sabor de haber podido cantar en el boliche Don Miranda, en la Calle Angosta, algo que también les permite soñar con nuevos escenarios.
Leer más
Juan Jose Flores

Un ecologista y el cauquén colorado

Durante un mes, Daniel Mac-Lean, el guardaparque encargado de la Reserva Natural Arroyo Zabala, ubicada en el límite entre el partido de Necochea y San Cayetano, participó de una experiencia cautivante. Viajó a Estados Unidos para comprobar cómo se trabaja en ese país en la protección de un ave migratoria que vuela todos los años desde Norteamérica al sudeste de la provincia de Buenos Aires para invernar.
“Esto es un proyecto del Museo de Ciencias Naturales de Nueva York que se realiza hace 32 años con el apoyo de una fundación canadiense”, explicó Daniel, quien trabaja con en el proyecto de preservación del gaviotín golondrina desde 2000, cuando comenzó a estudiarla en Punta Rasa, en cercanías de San Clemente.
Desde esa zona de la provincia de Buenos Aires, el gaviotín golondrina viaja 12.000 kilómetros hasta Connecticut, a 150 kilómetros de la frontera de Canadá, algo que Daniel pudo comprobar durante los trabajos de campo realizados durante su viaje a Estados Unidos.
Esta es la segunda vez que Daniel participa en este intercambio organizado por el museo neoyorkino y la Fundación Vida Silvestre, que es la encargada del área de Punta Rasa, el principal destino de las aves migradoras, especialmente el gaviotín golondrina.
“La idea de trabajar en conjunto surgió porque se veía que por más que uno haga en el área donde nidifica la especie, si no se protege la zona de invernada, el esfuerzo es inútil”, señaló Mac-Lean.
Cuando comenzó el proyecto, era el jefe de guardaparques en la Bahía de Samborombom. “Empezamos a hacer trampeos con redes de niebla y a cada ave que atrapamos les colocamos un anillo naranja, que identifica a la Argentina”, explicó. “Además se las pesa, se las mide, se ve qué plumas va mudando y en qué estado se encuentra. Además, ahora, por el tema de las enfermedades virales se les realiza una extracción de sangre”.
La labor dura unos pocos minutos y cuando vuelve a los Estados Unidos, el ave es recapturada por los especialistas estadounidenses que vuelven a realizar la tarea de atraparlas y someterlas a un examen para ver en qué condiciones llegaron después de viajar, en algunos casos, hasta 12.000 kilómetros.

Experiencia
“Hace 12 años que trabajo con aves”, explicó Mac-Lean, quien desarrolla en la Reserva Arroyo Zalaba un proyecto de recuperación del Cauquén Colorado. “En la Argentina el gaviotín golondrina es un ave pasiva, asustadiza, mientras que en Estados Unidos es agresiva, ya que defienden los nidos”, expresó.
“Ver la misma ave y sus distintos comportamientos, en otro lugar del mundo, es una experiencia única”, dijo Daniel, que participó del encuentro junto a otros dos argentinos, especialistas uruguayos y de otros países.
“Visitamos las instalaciones de investigación, estuvimos en Discovery Channel y fuimos a la Isla de la Gran Gaviota, en el estrecho de Long Island. Ahí hay una colonia de nidificación de 10.000 gaviotines golondrina”, señaló.
“Ahí recapturamos 10 aves con bandera naranja. Si bien había aves que provenían de México, del sur de Estados Unidos y Brasil, con esas capturas pudimos comprobar que algunas de ellas viajaron desde San Clemente a Nueva York”, precisó.
En 2001, en San Clemente, Mac-Lean había capturado un ave con bandera portuguesa, que había volado sobre el mar desde las Islas Feroes a la Argentina.
“En el 2000 fue una experiencia muy similar a la de este año. Pero en esa oportunidad el encuentro estuvo dirigido exclusivamente al gaviotín golondrina. Ahora también ayudamos con el gaviotín rosado, que llega hasta Brasil”, señaló el guardaparque.
“Esta ave anida en las rocas y es muy difícil capturarla. Tiene una población muy reducida. Se calcula que hay unos 10.000 ejemplares del gaviotín golondrina, pero del gaviotín rosado no llega a los 1.500”.
Mac-Lean manifestó su asombro por la gran cantidad de recursos económicos que dedican Estados Unidos y Canadá a la preservación del gaviotín golondrina. “Pero ellos se asombran del esfuerzo que día a día hacemos nosotros para trabajar por la conservación. Por eso este tipo de intercambios nos sirve para crecer”.

En contacto con la naturaleza
Daniel Mac-Lean es técnico en conservación de los recursos naturales y es el encargado de la Reserva Natural Arroyo Zabala, que se encuentra en el límite entre el partido de Necochea y San Cayetano.
Nacido en Chascomús hace 37 años, comenzó a trabajar para el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires en la reserva natural de la Laguna Salada Grande, en el Partido de General Madariaga.
De allí pasó a la reserva de Bahía Samborombón, que cuenta con una zona de 120.000 hectáreas.
“Después quería crecer un poco profesionalmente y decidí despegar de la bahía y me vine a Necochea”, explicó Mac-Lean, quien ha creado tres reservas durante estos años: la de Samborombom, la del Arroyo Zabala y la de Pehuen-Co.
“Las aves son indicadores de cuán saludable puede estar un ambiente. Si nosotros llegamos a una laguna y no hay ni siquiera una garza, es porque algo pasa en esa laguna.
Las aves migradoras engrosan la biodiversidad del mundo. Que una especie desaparezca, tiene poco impacto, pero todas cumplen un rol dentro del ecosistema y si se producen más extinciones, el impacto es cada vez más importante”, señaló.
“La reserva del Arroyo Zabala fue creada en 2001. Trata de representar un ambiente costero, junto a lo que es Pehuen-Co que es la última reserva creada en la Provincia de Buenos Aires”, precisó. Otras reservas costeras son las de Bahía Blanca, Bahía de San Blas y Mar Chiquita.
“La nuestra tiene 800 hectáreas. Se podría decir que es chica, porque los ambientes costeros están muy degradados y quedan muy poco para proteger. Tratamos de mantener esos lugares en estado virgen y tratar de amortiguar el impacto de la urbanización y de la contaminación”, explicó.
“Hay aves que se alimentan de peces, otras de almejas o insectos y la reserva cumple la función de salvaguardar ese ecosistema”, precisó.
Además de dos guardaparques, en la reserva realizan trabajos de investigación las universidades de Tandil y Mar del Plata y próximamente se sumará la Fundación D'Azara. “También nos mantenemos en contacto con organizaciones como Aves Argentinas y Vida Silvestre”.
Leer más
Juan Jose Flores

Julio Voirin, teólogo y músico

A los 9 años, Julio Voirin caminó desde el centro de la ciudad hasta la Villa balnearia para ver el mar. Hace unos días, con 81 años, volvió a repetir aquel trayecto. Pero si bien una caminata de tres kilómetros para un hombre de su edad es de por sí admirable, lo más sorprendente es lo vivido por Voirin en los 72 años transcurridos entre ambos paseos.
El caminante se convirtió en un destacado violinista, en un luthier reconocido a nivel mundial y en un conferencista y escritor cristiano cuyos libros se han leído en toda América.
A pesar de que ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos, Voirin sigue considerandose necochense y asegura que no hay día que no recuerde la ciudad. Radicado en San Antonio, Texas, visitó Necochea para ofrecer una conferencia y realizar las gestiones para distribuir su libro en el país.

El violín
Tiempo antes de que Voirin naciera, su madre caminaba por las calles de Tres Arroyos y vio por una ventana a un hombre tocando un violín. Quedó maravillada por el sonido que surgía del instrumento y oró a Dios para pedirle que si tenía un hijo fuera violinista.
Años después la familia Voirin se instaló en nuestra ciudad. El padre de Julio instaló aquí su negocio de venta de pinturas, en la esquina de las calles 61 y 62.
A pesar de los años transcurridos, Julio no puede olvidar aquellos años de infancia y adolescencia, que marcaron definitivamente su carácter. Sin embargo, su misión estaba marcada y decidió irse a Buenos Aires a continuar con sus estudios de violín. Tras ganar un concurso en el Teatro Colón, decidió continuar su carrera en el exterior y en 1957 se fue a vivir a los Estados Unidos.
En ese país ha desarrollado la mayor parte de su carrera como violinista y obtenido el reconocimiento de renombradas figuras de la música y la política. Además, comenzó a hacer carrera como luthier y como tal se convirtió en uno de los más destacados tasadores de violines del mundo. Su renombre lo llevó a ser contratado para reparar el violín del zar de Rusia.
En el país del Norte también formó su familia con su esposa argentina. Tuvo cuatro hijas, todas ellas concertistas de primer nivel y en la actualidad tiene 10 nietos, seis de los cuales tocan el violín.

Dedicado a Dios
Pero así como su madre lo dedicó a Dios como músico, Julio también se dedicó a Dios como pastor evangelista y se transformó en un distinguido teólogo, orador y notable escritor, autor de libros que se han distribuido en Estados Unidos y en varios países de América latina. En 1969 viajó en auto desde Texas a Buenos Aires en una cruzada evangelizadora. Y ahora quiere distribuir 20.000 ejemplares de sus libros en nuestro país.
Ya alejado de la enseñanza, Julio volvió a Necochea con su violín y toda su pasión por la música y la palabra de Dios. En Estados Unidos creó la Fundación Voirin, mediante la cual difundió entre los jóvenes la enseñanza del violín y facilitó instrumentos a los estudiantes más pobres.
Hacía más de una década que no recorría las calles de la ciudad. En 1991 había estado aquí con una de sus hijas, que ofreció un concierto en el Teatro Municipal.
El buen tiempo permitió que Julio Voirin, a los 81 años, repitiera la caminata que había hecho en la infancia, desde el Centro de la ciudad, para ver el mar.
Leer más