.

"Generaciones enteras lucen su cara en el pecho, aun habiendo nacido luego de su partida al Monte Sión, paraíso rasta. Sus canciones de redención, aquellas que ayudamos a cantar, son himnos en momentos claves de la historia, como si hubieran sido compuestas especialmente para cada ocasión", escribió el doctor Alvaro "Bush Teledoctor" Gaynicotche en el prólogo del libro "Rastafaris. La mística de Bob Marley".
Obviamente, la alusión es al máximo referente de la música reggae y también líder espiritual rastafari y héroe de los oprimidos. Escrito por Darío Bermúdez, director de la colección Infinito, de editorial Kier, el libro está basado en las investigaciones realizadas para el documental para la televisión sobre Bob Marley.
El volumen recopila las entrevistas exclusivas realizadas por Bermúdez a Junior Marvin, Aston "Family Man" Barrett, Arnold Braeckenrige, Melvin "Ras Mel" Glover Jr., Drummin' Zeb y Gary "Nesta" Pine, es decir Los Wailers. También notas a otros músicos rasta como Fidel Nadal, Benjamin Zephaniah y al mítico Lee "Scratch" Perry.
Pero para contar la historia de Marley, el autor decide volver al principio del movimiento. "Será buena empezar aclarando que el movimiento rastafari es un fenómeno religioso que nació en Jamaica en la tercera década del siglo XX, pero que se propagó al mundo entero como una filosofía de vida. No es sólo una religión, sino un tipo de espiritualidad mucho más amplia y libre", escribió Bermúdez.
Así, el movimiento comienza con el predicador y sindicalista jamaiquino Marcus Mosiah Garvey. En la década del '20, hace una profecía que daría comienzo al rastafarismo: "Mirad a Africa, un rey negro será coronado porque el día de la liberación está cerca".
En 1930, era coronado emperador de Etiopía el Ras Tafari Makonnen, descendiente del rey Salomón de Israel y la reina de Saba.
"Ras Tafari significa 'jefe creador' en idioma amárico. Recibió el nombre de Haile Selassie, que significa 'Poder de la Santísima Trinidad', y fue coronado como 'Rey de Reyes y Señor de los Señores' en una lujosa ceremonia en la capital de Etiopía, Addis Ababa, donde además recibió el título de 'León Conquistador de la Tribu de Judah' frente a los representantes de los principales países del mundo".
Considerado una reencarnación de Jesús, Selassie marcó a la raza negra y en especial Marley, que se convirtió en el mayor apóstol rasta, "el propagandista más pop de la historia de las religiones", según la definición de Bermúdez.

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente