Micaela Monserrat Ramírez tenía apenas dos años cuando Ele comenzó a cuidarla. Al principio la idea era que sólo la cuidaría de noche, cuando su madre fuera a trabajar, pero al poco tiempo ya estaba todo el día en casa.

Inmediatamente se ganó nuestros corazones. Hace unos meses, cuando la bautizamos, dejamos de ser Ele y Juan para convertirnos en Mamita Ele y Papito Juan.

Ayer Micaela volvió a Paraguay con su mamá y dejó vacío el espacio de nuestros corazones que sólo a ella le pertenece.



Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Translate