El grupo de investigación Eslabón Perdido consultó al gobierno alemán si el submarino encontrado entre Arenas Verdes y Costa Bonita pertenecía a la Kriegsmarine

Mediante un informe, presentado al embajador de la República Federal de  Alemania, Dr. Ulrich Sante, Eslabón Perdido solicitó que el gobierno de dicha nación  confirme si existen registros que permitan establecer si el submarino perteneció a la marina nazi (Kriegsmarine). 

En la presentación se  mencionan las dos pericias, una argentina y otra italiana, que determinaron que el naufragio se corresponde con un submarino de la Segunda Guerra  Mundial, presuntamente alemán.  

Además de las conclusiones a las que arribaron los peritos, en la nota  presentada ante la sede diplomática se menciona que en el Laboe Naval  Memorial, en Kiel, se exhibe un mapa marcado con cruces que dan cuenta  de la ubicación de los cascos de submarinos germanos hundidos en todo el  mundo. 

Precisamente en ese mapa una de esos signos se ubica en la misma zona del hallazgo, sin que se explique en dicho museo alemán de qué  U-Boot se trata.  

Por esta razones, el coordinador de Eslabón Perdido, Abel Basti, solicitó al embajador Sante que el gobierno germano informe si el navío descubierto  “es de su propiedad o si manifiesta desconocerlo”. 

En la presentación  se informó a la embajada germana que acturá como perito de parte en el  caso, el doctor Fabio Bisciotti, uno de los máximos expertos  internacionales de submarinos de la Segunda Guerra Mundial,  perteneciente a la Liga Navale Italiana, quien firmó la pericia que  dictaminó que el naufragio se correspondería con un submarino alemán.  

En la presentación efectuada por Eslabón Perdido se solicitó, en caso de  que el Estado alemán reconozca el submarino como propio, que se autorice la extracción de muestras del naufragio por parte del doctor Bisciotti y su  equipo. También poder retirar el periscopio de ataque de la nave. 

Esto  posibilitaría poner dicha pieza naval en resguardo en el Museo Histórico “La Lobería Grande”  para que los expertos puedan estudiarla y aplicar en seco las necesarias  medidas de conservación. 

“Pero además, al exhibirse en el museo, esto  permitiría aumentar las visitas de turistas a la comuna de Lobería, con el consecuente beneficio económico para la región”, explica la presentación  efectuada ante el embajador alemán. “De este modo convertiríamos en un  hecho positivo en el presente aquellos sucesos negativos del pasado, cuyas  tremendas consecuencias ya ocurrieron y por lo tanto, si bien no se  olvidarán, no podemos cambiar”, concluye la presentación efectuada al  diplomático de la República Federal de Alemania. 

Imagen: El U 178, un submarino tipo 9 similar al hallado frente a nuestra costa.

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Agua de muerto
Ingresa a ver mis libros gratis en >> KindleUnlimited