.
"Las actuales inundaciones en el norte de la provincia de Salta son consecuencia directa del irracional proceso de destrucción de los últimos bosques nativos argentinos. En Greenpeace lo venimos advirtiendo desde hace más de 10 años", señaló Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Biodiversidad de Greenpeace.
"En la inundación de Tartagal en 2006 quedó demostrado. Y hoy, tres años después, la falta de una política firme contra los desmontes nos vuelve a traer sus terribles consecuencias", agregó.



Fuente: Greenpeace Argentina

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente