Internet llegó a la Argentina hace unos diez años. En Necochea, la ciudad en la que vivo, el primer cibercafé abrió sus puertas hace unos cinco años.
En ese momento, mi amigo Carlitos y yo, que además éramos compañeros de trabajo, comenzamos a incursionar entonces en los chats y las comunidades, y a explotar los beneficios del email.
Recuerdo haber escrito un cuento sobre un personaje que conocía a una chica a través del chat y que todos mis compañeros de trabajo, que lo vieron publicado, se reían porque creían que estaba escribiendo una experiencia personal.
Pero a todo cerdo le llega su San Fermín, dice un viejo refrán. Lo cierto es que hace años que he dejado de chatear y las comunidades y redes sociales han dejado de interesarme.
Sin embargo, he notado que varios de mis compañeros de trabajo, antes reticentes a estos medios de comunicación, han comenzado a chatear (¡en horario laboral!) e incluso, aunque lo mantengan oculto, mantienen romances virtuales.
No, si es cierto, ha todos les llega su San Fermín.

1 Comentarios

  1. El viejo refrán dice más bien que a todo cerdo le llega su San Martín, dado que es sobre esta fecha, 11 de noviembre, cuando comenzaban las matanzas, ya que por entonces comienza a hacer frío y es mejor para curar la carne (aunque hoy día, lo de que haga frío es relativo).

    La variante que cambia San Martín por San Fermín puede deberse a la diferencia estacional entre hemisferio norte y sur, ya que julio y noviembre, más o menos, distan parejo en cuanto estación climática.

    Y dicho esto, enhorabuena por el blog.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente