Mi hijo Juan Cruz cumple hoy siete meses. Sí, todavía no puedo creer que soy papá y él ya quiere caminar y hablar.

Hace siete meses apenas pesaba un kilo seiscientos gramos y hoy con Elena no podíamos ocultar nuestros orgullo cuando varias personas, que nos encontramos durante nuestro paseo matinal, nos decían: "Qué grande que es".

Gracias hijo por hacernos tan felices.

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Agua de muerto
Mis libros en Amazon