Ayer ingresé a Blogshares y al introducir el URL de este blog me encontré con la sorpresa de que está valorado en 2.774,49 dólares. Increíble, no lo podía creer.

También me registré en Nedstast y descubrí que tengo más visitas diarias de las que yo pensaba. En realidad creía que nadie leía lo que escribo y parece que sí.

Días atrás Jorge Mayer, del blog Patagonian Review, me aconsejaba que le pusiera comentarios a mi bitácora para que darle más participación a los lectores.

Desde el principio me he negado a instalar comentarios en mi weblog por diversas razones. Especialmente porque me niego a recibir críticas que de alguna forma puedan influir en lo que escribo.

Si bien para muchos los comentarios son un índice del tráfico de lectores de sus weblogs, pienso que los contadores son una buena referencia para aquellos que están interesados en saber si los leen, pero no tanto en qué opinan de sus textos.

No obstante, en los últimos días he colocado un enlace a mi correo electrónico para que los lectores puedan enviarme mensajes.

Deja tu comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente


Lee gratis mis libros 👉en Kindle Unlimited