Mostrando las entradas con la etiqueta quequen. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta quequen. Mostrar todas las entradas

30 de noviembre de 2015

Juan Jose Flores

La odisea del buque Tara en Quequén

Buque Tara
El 18 de enero de 1960, comenzaban las tareas para mover al buque Tara, que se encontraba encallado en la playa de Quequén. En plena temporada, gran número de turistas y vecinos de Necochea y Quequén se habían acercado hasta Pinocho para ver los trabajos realizados en el carguero.
Leer más

18 de abril de 2015

Juan Jose Flores

Un festejo bajo aguanieve en Quequén

Quequén
En los próximos meses se cumplirán 20 años de una fecha muy especial para los vecinos de Quequén: el primer festejo de la fundación de la localidad. Hasta ese momento la población no tenía una fecha de creación, ya que nunca fue fundada oficialmente.
Pero en junio de 1995 la Legislatura bonaerense sancionó una ley que estableció el 3 de agosto de 1854 como fecha de fundación de Quequén.
Leer más

13 de enero de 2015

Juan Jose Flores

Historia del Hogar Stella Maris de Quequén

quequen hogar stella maris
“Las niñas internas del Pequeño Cottolengo de Avellaneda venían desde hacía varios años a pasar sus vacaciones a Quequén, en una casilla que estaba cerca de la playa. Eran instalaciones muy precarias, pero las niñas y las hermanas lo pasaban bien”, escribió hace unos años María Araceli, madre superiora del Hogar Stella Maris.
En una reseña manuscrita, la religiosa recuerda la historia de la humilde casa de la Congregación Pequeñas Hermanas de la Caridad que con el paso del tiempo se convirtió en el Hogar de Niñas Stella Maris de Quequén.
La primera edificación de la orden se inauguró a fines de febrero de 1958, el mismo mes que el agrimensor Edgardo Hugo Yelpo fue designado intendente de Necochea.
En marzo de 1960 se abrió oficialmente la casa de las hermanas, que aún no llevaba el nombre de Stella Maris.
En agosto de ese mismo año se formó una comisión de señoras que era presidida por Elida de Yelpo.

La obra de Don Orione
"Sólo la caridad salvará al mundo", decía el sacerdote Luis Orione. Esa convicción marcó su vida. Consideraba la caridad necesaria y urgente para "llenar los surcos que el odio y el egoísmo han abierto en la tierra".
Esta profunda convicción lo llevó a fundar la Pequeña Obra de la Divina Providencia (1903), congregación que se extendió en su Italia natal y en tierras de misión, entre ellas Argentina.
Don Orione visitó por primera vez nuestro país entre 1921 y 1922, oportunidad en la que funda la comunidad orionita de Victoria (Buenos Aires).
En 1934 regresó a la Argentina y durante tres años desarrolla una incansable tarea apostólica, pastoral y social.
En 1935 fundó el Pequeño Cottolengo Argentino en Claypole y la sociedad ya reconocía en él al "Apóstol de la caridad".
También se fundó un cottolengo en Avellaneda y de allí comenzaron a llegar, a principios de los 50, grupos de niñas para pasar las vacaciones al cuidado de la Congregación de las Pequeñas Hermanas de la Caridad.
Como recordaba la madre superiora María Araceli, las niñas se alojaban en una construcción de madera que estaba ubicada sobre el médano, en proximidades de donde hoy se encuentra el Club La Virazón, entre el Monte Pasuvio y la vieja Rambla de madera (cercana a la Escollera).
En aquella época no había ningún edificio alrededor. Recién en el año 1960 empieza la construcción de la Colonia Pinocho.
Los primeros contingentes que llegaron a esta colonia provenían del Cottolengo de Avellaneda y pasaban la temporada veraniega recibiendo recreación.
Venían en ómnibus facilitados por la Dirección de Turismo de la Provincia en compañía de tres religiosas.

Comunidad solidaria
La labor solidaria de la congregación era sostenida con el aporte voluntario de la población. En las boleterías de los cines locales, por ejemplo, se colocaban alcancías para que la gente pudiera colaborar.
Fue mediante estas donaciones que en 1960 se pudo inaugurar el edificio definitivo del hogar, que en julio de ese año comenzó a llamarse Hogar de Niñas Don Orione, por disposición de las autoridades de la institución, con sede en Italia.
Aquel cambio de nombre se fundamentó en que Cottolengos eran los dedicados a atender únicamente a niñas con problemas físicos, mientras que en los hogares se podía al albergar a las que se hallaran en estado de desamparo, ya sea huérfanas o que sus padres estuvieran imposibilitados de atenderlas.
También con el apoyo de los vecinos y de la colonia veraniega de Quequén, y bajo la coordinación de la comisión de damas, se logró encarar la ampliación del edificio.
A fines de octubre de 1961 las obras se encontraban muy avanzadas y eran un orgullo para toda la comunidad, ya que hasta hacía menos de una década, el hogar funcionaba en una humilde casilla de madera.

La inauguración
Apenas transcurrido un año de la colocación de la piedra fundamental de la Capilla del Hogar de Niñas Stella Maris, el templo fue inaugurado el 8 de febrero de 1964.
La bendición de la piedra fundamental de la futura capilla estuvo a cargo del cura párroco y vicario forense, presbítero José de Luis, de la Iglesia Santa María del Carmen.
Asistió numeroso público y desde Buenos Aires, se hizo presente la reverenda Madre Regional Sor María Rita, superiora de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, Obra don Orione.
Fueron padrinos de la ceremonia Leonardo Galilea y María Elena B. de Knudsen; Edgardo Hugo Yelpo y Beatriz P. de Felizia.
La bendición estuvo a cargo monseñor Juan M. Zavala, de la diócesis de Mar del Plata. También estuvieron presentes reverendos provinciales de la Orden Don Orione de Buenos Aires y Mar del Plata, sacerdotes de la Parroquia Nueva Pompeya de la Capital Federal, el jefe comunal y el subprefecto de Quequén.
Tras el simbólico corte de cintas, monseñor Zavala pronunció un discurso y ofició la misa vespertina el párroco José de Luis. Posteriormente la Comisión de Damas protectoras sirvió un vino de honor para todos los invitados en el Hogar Stella Maris.
En el acto de inauguración de la capilla puesta bajo la advocación de la Virgen Stella
Maris, a modo de reconocimiento, actuaron de padrinos Vicente Bosch y Ana Teresa Casullo, Vicente Manuel Alvarez y María Angélica Fernández Guerrico de Madero; el Dr. Enrique Villagra Sosa, Dra. Julia Rico de Coupau.
También Ricardo Héctor Albors de Sagastizábal y Noemí González Artayeta de Sagastizábal.
El terreno donde se erigió el nuevo templo fue cedido por Leonor Pirival de Güiraldes e hijos; en tanto que Ana Teresa Casullo, de Capital Federal, donó a su vez el altar, 10.000 ladrillos y gran parte de la construcción.
Con el paso de los años, el edificio registró diversas modificaciones. Se efectuaron reparaciones, se instaló el servicio de agua corriente y de gas natural. Todas mejoras realizadas con el apoyo de entidades y personas de espíritu solidario.
A mediados de la década de los 90, el hogar fue cerrado ante la necesidad de realizar una serie de refacciones. Fue reabierto al año siguiente, pero como hogar de día.

Artículo publicado en el suplemento Finde de Ecos Diarios de Necochea
Leer más

17 de febrero de 2014

Juan Jose Flores

Chaco, naufragio en la playa de Quequén

Desde 1953, durante muchos años, el buque “Chaco” fue parte del paisaje de la playa de Quequén. Muchos se toman fotos con el barco encallado de fondo. Con el paso del tiempo, la embarcación destruida por el oleaje y su historia se desdibujó y se confundió con la de otros barcos del mismo nombre.
Leer más

3 de febrero de 2014

Juan Jose Flores

Quequén y Lobería, el mismo origen

El viernes la ciudad de Lobería celebró su aniversario. Para quienes no conocen la historia de esa localidad, resultará particularmente llamativa la fecha en que un grupo de pobladores solicitó por primera vez la creación de un pueblo que sirviera de cabecera al vecino distrito. Fue el 3 de agosto de 1854.
La misma fecha que en la actualidad se celebra el aniversario de la fundación de Quequén.
Es que la idea original de aquel grupo de vecinos que se reunió en el paraje La Ballenera, era fundar la ciudad cabecera del partido de Lobería a orillas del Río Quequén.
La familia Guerrico, propietaria de las tierras donde se debía fundar el pueblo, se opuso. Paradójicamente, años más tarde los mismos Guerrico impulsaron la creación de una Sociedad Anónima para la fundación de la ciudad de Quequén.
Es así que Lobería y Quequén se confunden en sus orígenes. Lobería se fundó finalmente el 31 de enero de 1891, mientras que Quequén nunca se fundó oficialmente, por lo que hace unos años se tomó como fecha fundacional aquel 3 de agosto de 1854.

Los pagos de Quequén
Cuenta la historia lugareña que entre los habitantes del partido de Lobería, había a mitad del Siglo XIX quienes deseaban que la cabecera del partido se fundara en la costa y quienes querían que el pueblo se levantara tierra adentro.
Esos dos grupos quedaron en la historia como “costeros” y “serranos”. Precisamente los “costeros” eras quienes impulsaban la creación de la ciudad de Lobería en la desembocadura del Río Quequén.
En aquella reunión en el paraje La Ballenera, en 1854, se elevó una nota al Juez de Paz solicitando la fundación de la ciudad cabecera en tierras de Guerrico, en lo que se denominaba “Pago de las Loberías”.
Pero Guerrico había adquirido esas tierras en octubre de 1836 y se opuso a la iniciativa. Pese a ello, el pedido de fundación se repitió en 1856, 1857, 1868 y 1882.
A pesar de que la ciudad no se fundó en la desembocadura del río, ya el 4 de octubre de 1870 se realizó el primer embarque desde un pequeño muelle ubicado a unos metros de lo que hoy se conoce como Loma de Gil.
Para 1882 la actividad de los barcos de cabotaje en el primitivo puerto de Quequén había cobrado impulso.
Al ver el potencial del lugar, el 19 de octubre de 1889, varias personas se reunieron en la casa de Guerrico para formar el directorio de la Sociedad Anónima de Quequén.
En tanto, los “serranos” parecieron ganar la pulseada y el 31 de enero de 1891 se fundó la ciudad de Lobería en un lugar denominado “la reserva”.

Ciudad que no fue
En tanto, la idea de construir una ciudad en la desembocadura del Quequén estaba en los papeles, pero nunca llegaría a concretarse tal como fue proyectada.
El 2 de diciembre de 1889, el agrimensor Eugenio Moy presentó los planos de la futura ciudad de Quequén, un faraónico proyecto que preveía el trazado de un ejido urbano que incluía 13 plazas, un parque público, hipódromo y una estación ferroviaria.
La iniciativa era parte del proyecto de la Compañía "Ciudad de Quequén", que pretendía construir una población en la desembocadura del río Quequén.
Según una nota presentada por el representante legal de la firma, Alfredo Meabe, al ejecutivo provincial el 19 de julio de 1889, el objetivo de empresa era levantar "una gran ciudad y puerto" que contara con "todas las comodidades necesarias tales como la pavimentación, iluminación, mercados, una red completa de tranways, aguas corrientes y teléfono".
La compañía tenía como presidente a Hugo A. Bunge y su principal accionista era Manuel J. Guerrico, propietario de las tierras donde se efectuaría la urbanización.
Pese a las gestiones realizadas, nunca se consiguió que se aprobaran las planos.
Con el tiempo y al ritmo de sus propios pobladores, Quequén creció sin planificación y nunca fue fundada oficialmente.
En 1934 se decidió realizar el replanteo de la ciudad, que recién fue aprobado el 31 de marzo de 1938.

El plano
En 1986, un estudio realizado por la Dirección de Geodesia del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, señalaba como fecha de fundación de Quequén el 31 de diciembre de 1889.
Según el estudio, en esa fecha la Compañía “Ciudad de Quequén” comenzó a vender los primeros lotes.
Según el libro "El litoral sudeste bonaerense", del arquitecto Raúl Arnaldo Gómez Crespo, el Departamento de Ingenieros no presentó objeciones al proyecto de Moy, que fue aprobado por el gobierno de la Provincia el 2 de junio de 1890.
"El ferrocarril llegó a Quequén en 1892, y la estación se ubicó en el solar previsto en el plano de Moy", escribió Gómez Crespo. "Tres años después, en 1895, se inauguraba el gran Hotel Quequén, sólo comparable en envergadura al Bristol de Mar del Plata".Sin embargo, debido a las dificultades económicas que debió enfrentar, la compañía no había esperado la aprobación de los planos para comenzar a vender solares y ya en diciembre de 1889 habían comprado tierras Julián Ortiz y Manuel García.
Precisamente debido a la situación financiera, el ambicioso proyecto de la compañía no llegó a concretarse. Sólo se respetó la parte del plano más próxima al río.
El plano definitivo, realizado en julio de 1906 por F. Segovia, respetó una de las diagonales del diseño de Moy, así como la posición de la estación ferroviaria y la cuadrícula de las dos secciones próximas al río, únicas amanzanadas en el nuevo proyecto.

La historia
La fecha de fundación de la ciudad de Quequén que parecía certificar aquel informe de la Dirección de Geodesia, nunca fue tomada en cuenta por los vecinos.
Los quequenenses tomaron como propia la fecha del 3 de agosto de 1854, como el momento fundacional de la ciudad.
Fue fundamental en la recuperación de esta fecha una profesora de historia que había venido a vivir a Quequén en 1980.
Adelia Pommerenck recuperó parte de la historia de Quequén. Fue quien recuperó del olvido el 4 de octubre de 1870, día en que se realizó el primer embarque desde Quequén y que podría considerarse fecha de nacimiento del puerto local.
Fue ella quien también recuperó al 3 de agosto, que a fines de los 90 fue tomado definitivamente como día de la fundación de Quequén, la ciudad soñada en un principio como cabecera del partido de Lobería.
Leer más

11 de diciembre de 2013

Juan Jose Flores

Un proyecto de anexión de Quequén que planeaba compensar a Lobería

El 15 de julio de 1915, el diario porteño La Razón publicaba un artículo en el que se daba a conocer un proyecto que el legislador provincial Alfredo Butty para la anexión de Quequén al Partido de Necochea.
Leer más

21 de octubre de 2013

Juan Jose Flores

Dos naufragios en las playas de Quequén

En la noche del 1º de abril de 1924 dos buques naufragaron en las playas de Quequén. Del vapor italiano Monte Pasubio y el inglés Westbury hoy solo queda el recuerdo. Sin embargo, el primero de ellos se ha convertido en parte de historia lugareña, ya que un popular balneario lleva su nombre.
Leer más

15 de julio de 2013

Juan Jose Flores

El primitivo Puerto Quequén

Faltaban al menos tres décadas para que Puerto Quequén fuera visto por el gobierno nacional como un punto estratégico cuando, el 4 de octubre de 1870, se realizó el primer embarque de tasajo hacia la Capital Federal.
Leer más

15 de octubre de 2012

Juan Jose Flores

La Unión Vecinal de Quequén

Union Vecinal de Fomento de Quequén
“Aunque sea arduo el camino a recorrer no se detendrá en su empresa humanitaria y benefactora, salvará todos los escollos que se le presenten para seguir convirtiendo en realidad todas sus iniciativas”.
Esta declaración de principios fue publicada en el primer número del Boletín Oficial de la Unión Vecinal de Fomento de Quequén, en junio de 1933.
En el editorial de aquella antigua publicación, se invitaba a los vecinos quequenenses a “agruparse bajo los pliegues de la bandera de la Unión Vecinal” y se explicaba la finalidad de la institución era “el bien del vecindario y del pueblo”.
Leer más

17 de septiembre de 2012

Juan Jose Flores

Proyección Quequenense, apuntando a la inclusión

En un viejo caserón ubicado en la esquina de las calles 560 y 523, a una cuadra de la plaza Hipólito Irigoyen y de la Delegación Municipal de Quequén, funciona la Asociación Civil “Proyección Quequenense”.
Leer más

4 de septiembre de 2012

Juan Jose Flores

Fotos antiguas de Puerto Quequén

En el año 1926 un grupo de paleontólogos estadounidenses realizó una expedición en el Río Quequén y las costas de Necochea en busca de fósiles de mamíferos de la Era Cenozoica.
Esa expedición, hoy olvidada por los necochenses, quedó registrada en una serie de fotografías invaluables que muestran el antiguo puerto local, enormes carruajes cargados con bolsas de cereal, una competencia de natación en el río, excavaciones en los médanos y familias aristocráticas que pasaban sus vacaciones en el Hotel Quequén.
Leer más

14 de agosto de 2012

Juan Jose Flores

Jubilados de Quequén, firmes con su entidad

En estos días el Centro de Jubilados y Pensionados de Quequén inicia una nueva etapa. La entidad fue creada en octubre de 1990 y años más tarde llegó a tener 600 asociados. Pero los vaivenes económicos y diversos factores hicieron que para 2002 sólo quedaran 200 socios.
Cuando la actual comisión directiva se hizo cargo del Centro, hace dos años, la entidad contaba con apenas 30 socios y las condiciones de la sede de la calle 519 entre 556 y 558 eran críticas.
Sin recursos económicos y ningún tipo de subsidio, el Centro debió hacer frente al difícil momento institucional y edilicio.
En sólo dos años se logró refaccionar el edificio y se pudo hacer nuevos socios. En la actualidad la entidad cuenta con más de 300 afiliados y sueña con recuperar el empuje que la caracterizó a mediados de los años 90.
Leer más

3 de agosto de 2012

Juan Jose Flores

Quequén, 158 años de lucha

Quequén cumple hoy 158 años. La ciudad que hoy lucha por su autonomía, no tiene fecha de fundación, aunque a fines del siglo XIX hubo un proyecto faraónico que tenía como objetivo convertir a la localidad en una de las más importantes de la provincia de Buenos Aires, con 13 plazas, un parque público, hipódromo y una estación ferroviaria.
Leer más

23 de mayo de 2012

Juan Jose Flores

La anexión de Quequén a Necochea

El gobernador de facto Ibérico Saint Jean anunció el 30 de abril de 1979 la anexión de la localidad de Quequén al partido de Necochea. Hace 30 años la noticia sorprendió tanto a quequenenses como a loberenses y necochenses.
El traspaso de la localidad de un distrito a otro provocó distintas reacciones, a pesar de que durante largo tiempo había sido tema de debate. La medida se debía en parte a la intervención del propio Saint Jean.
Leer más

21 de marzo de 2012

Juan Jose Flores

Costa Bonita, el sueño de Mario Corte

A mediados de la década del 40, un empresario capitalino compró a la familia Gil varias hectáreas de tierras frente al mar. Aquel empresario se llamaba Mario Corte y en esos lotes nació el balneario Costa Bonita.
Quienes conocieron aquellas playas a mediados del Siglo XX, recuerdan que se podía ingresar al agua y caminar cien metros. Era un lugar virgen y el nombre que le impuso Corte intentaba ser un reflejo de las bellezas de la costa.
Leer más

3 de agosto de 2011

Juan Jose Flores

Feliz cumpleaños Quequén!!!


Aunque la ciudad de Quequén nunca fue creada oficialmente, se celebra hoy el 157 aniversario de su fundación. La ceremonia oficial se realizará a las 11 en la Plaza de los Niños, en calle 509 y 530.
Luego se celebrará una misa en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced. A las 14 se presentará la banda de reggae Dread Mar I en el Monumento a la Gesta de Malvinas.
Los festejos continuarán hasta el próximo domingo con diversas actividades y espectáculos.

Artículos relacionados:
Quequén, la ciudad que no fue | Adelia Pommerenck y la historia de Quequén
Leer más

28 de julio de 2011

Juan Jose Flores

Muestra de fotos en Quequén

Leer más

29 de diciembre de 2010

Juan Jose Flores

Historia del glorioso Club Ministerio

El Club Ministerio de Obras Públicas de Quequén, decano del fútbol quequenense, y una de las más prestigiosas entidades afiliadas a la Liga Necochea de Fútbol, fue creado el 22 de julio de 1926, a instancias de un grupo de vecinos vinculados a la actividad portuaria.
Leer más

25 de febrero de 2008

Juan Jose Flores

La Prefectura Quequén cumplió 110 años

La Prefectura Quequén celebra hoy el 110º aniversario de su creación y por tal motivo, se llevó a cabo una ceremonia interna que contó con la formación de los efectivos de esta Dependencia y del Guardacostas P.N.A. Ingeniero White, y fue presidida por el Jefe de la División Operaciones, Prefecto Jorge Alejandro Cuello.
Mediante Ley Nº 3.683, sancionada el 11 de enero de 1898, fue aprobado el presupuesto de ese año en la que se incluyó el correspondiente a la creación de la legendaria y por entonces denominada “SubPrefectura del Puerto de Quequén Grande”. En virtud de ello, por decreto de fecha 25 de febrero de ese mismo año, el Poder Ejecutivo Nacional designó como titular al señor Carlos B.Santos, con el cargo público de Ayudante Primero, conformando dichos documentos la base fundacional de la actual Prefectura Quequén.

Fuente: Prefectura Naval Argentina
Leer más

26 de septiembre de 2007

Juan Jose Flores

De Quequén con humor


“Me encanta hacer reír”, aseguró Jorge Infriccioli. Es uno de los pocos humoristas con las que cuenta nuestra ciudad. Hace tres años comenzó la aventura que hoy se denomina Humor Urbano y que comparte con el músico Facundo Martínez.
“Creo que nunca es tarde”, manifestó el quequenense que a los 44 años se decidió a subir a un escenario a hacer lo que siempre le gusto: humor. “La comicidad viene con uno. Y yo siempre fui el payaso de la familia”.
Trabajador del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Infriccioli comenzó a hacer humor hace tres años con Francisco Tieftrunk, con quien se subió al escenario de un pub de la Villa para realizar un homenaje en solfa al dúo Pimpinela.
Aquella experiencia le gustó tanto que decidió repetirla y el dúo trabajó durante un año, hasta que Francisco tuvo que dejar y Jorge quedó solo.
“Esto es de a dos. Solo no se puede hacer”, explicó. Es que el humor que a Jorge le gusta hacer hacer no es el del humorista que sube solo al escenario y cuenta chistes al público. A él le gusta disfrazarse y actuar. Necesitaba alguien que le diera el pie en los diálogos.
Fue así que convocó al músico Facundo Martínez y surgió Humor Urbano, un dúo humorístico que ya lleva dos años transitando los escenarios de pubs de la ciudad, además de animar fiestas.
“No somos contadores de cuentos”, explicó Jorge, que hace unos días junto a Facundo presentó un nuevo espectáculo que tiene como protagonista a un paisano recién salido de un reality show y a un muñeco que busca un cómplice para nuevas aventuras.
“Nosotros trabajamos mucho sobre esto. Son libretos de 20 o 25 carillas. Ensayamos todos los días antes de presentar un show”, señaló Infriccioli, que es quien realiza las interpretaciones. “Yo soy el que se disfraza y hace los personajes: gaucho, un muñeco, un borracho, un abuelo, un gallego, una gallega, entre otros”.
Los libretos en los que también colabora su mujer Angela, son armados con chistes y anécdotas que se recogen de la calle, de los amigos e incluso algunos de Internet. Pese al rigor de los ensayos y a la constancia del dúo, a Jorge también le gusta salirse del libreto, algo que ha podido a ser a medida que iba ganando experiencia.
Admirador de Olmedo y de Gioia, el quequenense afirma que una de las cosas más gratas de la vida es poder hacer reír a la gente.

Sobre el escenario
“Sí, papá, hacelo, es lo que te gusta”, le dijeron tiempo atrás sus hijos Amancay, Mariano y Santiago. Con apoyo de los chicos y de Angela, Jorge no dudó decidió hacerse tiempo para preparar los espectáculos y lanzarse a la aventura de subir a un escenario y hacer reír al público.
“Creo que no empecé tarde. Son los tiempos necesarios. Antes no se me hubiera ocurrido nunca hacer esto”, explicó Jorge.
Para él esta actividad se ha convertido en una parte esencial de su vida. “Hacer reír a la gente es maravilloso. Sentir el aplauso te eriza la piel”, afirmó.
“No hay una vez que no suba nervioso al escenario. Pero cuando estoy arriba, cuando ya salí, siento un gran alivio y cuando escucho la primera risa, es hermoso”, señaló. “No se puede explicar”.
“Yo vengo de las peñas, donde había guitarreadas, empanadas, vino tinto y mucho cuento y humor”, indicó. “Pero me gustan las tablas. Creo que alguna vez voy hacer teatro. Estuve estudiando y nunca es tarde. Yo empecé a los 44 años con esto. Y siento muchísimas ganas de hacer esto”.
Leer más