Cuentos para leer en el smartphone: A la hora señalada

Ya no puedo recordar cómo comenzó aquél día. Si desperté sobresaltado, si la luz se filtró por la ventana.
    Pero después del mediodía, unas nubes negras cubrieron el cielo y los ángeles comenzaron a caer, con las alas rotas, en medio de una lluvia de plumas y gritos de terror... 
 

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Novela Agua de Muerto