En medio de la pandemia y cuando el conflicto con la empresa Relisa por la recolección de la basura amenaza con convertirse en un gran dolor de cabeza, el intendente Arturo Rojas afirmó que  “hay que declarar la emergencia ambiental”.
El intendente municipal, Arturo Rojas, junto a funcionarios y concejales, recorrió ayer el basural a cielo abierto donde la empresa concesionaria del servicio arroja los residuos.
El jefe comunal afirmó que “hace 20 años que tenemos esta problemática del basural a cielo abierto y no se hace el tratamiento y la disposición final como corresponde”.
“Acá está a la vista el desastre que tenemos hoy en día” en materia ambiental, destacó Rojas, para sostener que “no sólo hay una deuda enorme de parte del municipio con la empresa, sino también acá hay una deuda enorme en cuanto al pasivo ambiental que nos está quedando a todos los que habitamos el distrito”, considerando que la misma “no es una cuestión de fácil solución”.
El intendente, quien se encontró en el lugar con Walter Esbensen, quien adujo ser el propietario del predio, indicó que “remediar este predio va a llevar muchísimo tiempo, pero hay que encontrar una solución… Bajo estas circunstancias y como se recolecta la basura que viene y se tira sin ningún tipo de tratamiento ni disposición no se puede continuar”.
Según explicó, el Departamento Ejecutivo ya se encuentra trabajando en un nuevo proyecto de ordenanza para declarar la Emergencia Ambiental, indicando que “lo bajemos al Concejo Deliberante lo antes posible para que se pueda tratar".
 
Fuente: Municipalidad de Necochea

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente