Se cumplen hoy 8 años de la partida de uno de los más grandes humoristas gráficos argentinos: el gigantesco Carlos Loiseau, más conocido por todos como Caloi, el padre de Clemente.
Recordado especialmente por este personaje sin manos que aparecía en la última página de Clarín y que en 1978, durante el Mundial de Fútbol de Argentina, se hizo inmensamente popular, Loiseau también fue un gran difusor del arte de la animación, a través de un programa de televisión fantástico: Caloi en su tinta.
Nacido en Salta, el 9 de noviembre de 1948, fue también autor de memorables páginas de humor en El Gráfico, en la revista Viva y otras publicaciones emblemáticas.
Además de su enorme legado de tinta y papel, Caloi también nos dejó un hijo que continúa con su tradición: Tute.

Foto: Clarín

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente